San Antonio Hool, un espacio donde conjuga la historia y modernidad.

A 16 km al poniente del centro de Mérida está la Hacienda San Antonio Hool, construida en 1917 y remozada un siglo después para ofrecer experiencias exclusivas en hospedaje y eventos familiares, sociales, comerciales y de negocios.

Aún conserva la casa principal, capilla, pagaduría, administración, las casas del mayordomo y de máquinas, procesadora y empacadora, caballerizas y bodegas, patio henequenero, huerto, corrales y cercas.

En 2017 se decidió restaurar, conservar y asegurar este patrimonio. Con la ayuda de Reyes Ríos & Larraín, firma de arquitectos con más de 25 años de experiencia en restauración de inmuebles, y Francisco Hanhausen, arquitecto a cargo del diseño interior, se recuperó el recinto y se dio nueva vida a la hacienda para disfrute de sus huéspedes.

San Antonio Hool enriquece la estadía de los huéspedes con excursiones, senderos interpretativos, bicicletas, observación de estrellas, proyector, y biblioteca, huerto orgánico, pista de jogging, clases de cocina y yoga, el tradicional entierro de cochinita, bienvenida y bodas mayas y cenas románticas, entre otras actividades.

Patrimonio rescatado

San Antonio Hool es parte de uno de los atractivos turísticos más originales y ricos en historia, pues hay haciendas construidas en la época colonial. En el siglo XIX muchas se transformaron en henequeneras, actividad que decayó abruptamente a mediados de los 40 y, con eso, su esplendor.

Por fortuna, algunas haciendas fueron rescatadas y convertidas en hoteles de lujo, restaurantes, museos, casas de campo o centros destinados a eventos sociales.

San Antonio Hool forma parte de la increíble historia de restauración y adaptación. Es considerada una de las haciendas más espectaculares de la península y una de las más lujosas y exclusivas, con ocho habitaciones, cuarto de máquinas, alberca, terraza y la casa principal.

Cada rincón es un escenario perfecto para capturar los mejores momentos de la estadía. Están pensados para ser un fondo ideal para la lente de una cámara, en especial su inigualable jardín, lleno de especies nativas y adaptadas a Yucatán.

Total
0
Shares
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Prev
Teúl, pueblo mágico para enamorados

Teúl, pueblo mágico para enamorados

Si hay un lugar donde el aroma del ambiente invita a pasear en compañía de la

Next
La casa de Julieta, un buzón del amor.

La casa de Julieta, un buzón del amor.

El balcón bajo el cual, según la leyenda, Romeo cortejó a Julieta en Verona, es

You May Also Like